Construido con Berta

  1. SELF - Leonardo Ramos - LA Galeria, 2013

    • 1

      SELF - Leonardo Ramos - LA Galeria, 2013

    • 2

      SELF - Leonardo Ramos - LA Galeria, 2013

    • 3

      SELF - Leonardo Ramos - LA Galeria, 2013

    • 4

      SELF - Leonardo Ramos - LA Galeria, 2013

    • 5

      SELF - Leonardo Ramos - LA Galeria, 2013

    • 6

      SELF - Leonardo Ramos - LA Galeria, 2013

    • 7

      SELF - Leonardo Ramos - LA Galeria, 2013

     

     

    Click para VER EXPOSICIÓN EN DETALLE

     

     

    SELF o la esencia de la mismidad

    LEONARDO RAMOS

    Inauguración: jueves, 8 de agosto de 2013 – 7:30 pm

    Cierre: sábado, 7 septiembre de 2013– 3:00 pm

     


    SELF es el término anglosajón que nombra la exposición alude a la unidad desde la perspectiva del individuo, al yo como unidad y a lo mismo dentro de la individualidad. Lo mismo es lo no fluctuante, lo que no cambiaría pese a las múltiples transformaciones de la materia. Por ejemplo la semilla de un árbol, de un pino (materia fundamental para el imaginario de Ramos), así se transforme en árbol, sigue siendo lo mismo, en esencia una semilla. Es lo que se conoce en filosofía como la mismidad, como esa unicidad del ser más allá de su devenir: la semilla sigue siendo semilla más allá de su devenir árbol.

     

    La exposición SELF está articulada a partir de tres ejes que muestran lo mismo, con algunas variaciones: ese elemento esencial es la transformación de la materia acentuada en la muerte. Toda la obra de Leonardo Ramos es un diálogo con el pasado, un pasado lejano que nos habla de nuestra contemporaneidad. Existe un misticismo en la obra de Ramos que vale la pena descubrir y para ello hay que detenerse, observar, dialogar con la obra. Por lo tanto una mirada desinteresada ha de descartarse dentro de esta experiencia estética.


    NIGREDO es uno de esos ejes: el artista, con una cornamenta de venado atada a su cabeza y un traje blanco, decide en un devenir-animal comenzar a dibujar con sus cuernos sobre unos cuadros negros dispuestos en la pared. Esta obra, que se exhibe por primera vez, está compuesta por grabados, dibujos, fotos y tableros resultado de la acción plástica. Cargada de un dispositivo místico, NIGREDO pone de relieve la transformación de la materia. El dibujo no es resultado de la destreza de las manos sino de la cabeza insistiendo en lo fundamental de las ideas como esencia transformadora del mundo. Hay varios referentes que el artista acentúa en sus escritos: uno de ellos es el grabado de Robert Fludd quien en su obra Utriusque Cosme (1617) explica la génesis con un cuadro negro  que representa la nada y el origen de todo. Esta imagen, cuenta Ramos, inspira a Malevich quien en su famosa obra Cuadrado negro (1915) acentúa la idea de la nada.  Otro de los referentes es Acteón.  El cazador es devorado por sus perros luego de ser transformado en ciervo por Diana cazadora, quien lo castiga al sentirse descubierta desnuda mientras se baña en un río.


    Otro de los fragmentos que compone la exposición es REPULSA, conformado por una serie de dibujos y tres objetos intervenidos por abejas (cráneos humano y de lobo y una vertebra fosilizada de ballena). Esta instalación fue presentada en la Galería Santa Fe como parte del premio que otorga IDARTES.  En esta obra el artista insiste, de una parte sobre la pulsación como fuerza vital, y de otra parte en la repugnancia. La vida y la muerte devienen una vez más en un punto esencial de reflexión plástica. Aquí Ramos establece un diálogo con los animales que de una u otra forma abren una posibilidad de transformar la materia: de algo inerte a algo vivo. Los referentes mitológicos son también fundamentales en este momento: Ramos nos recuerda que Aristeo contaba cómo en la Creta antigua las abejas nacen de un toro muerto. Las abejas encarnan entonces la idea de la perennidad y, como anotaba Beuys, su sustancia es esencia misma de las ideas, es decir potencial transformador.


    El tercer fragmento es PINE. Esta instalación denominada inicialmente Pinocchio Laboratorio de Formas, se exhibió en el 2011 en la Escuela de Artes Plásticas y Visuales de la Universidad Nacional, como parte de la tesis de grado de Leonardo Ramos. Esta instalación está compuesta por un panel o tablero luminoso, dibujos y un sarcófago de madera, así como varias vitrinas y un video donde vemos al artista en la noche halando un automóvil que ha atado previamente a su cuerpo como si se tratara de un animal de carga, mientras un individuo en un momento dado del video toca la trompeta. En el tablero luminoso podemos ver un esquema que da cuenta de una transformación del personaje que nace de un pino y luego se transforma en niño según la historia de Carlo Collodi, Pinocchio (1880). A Ramos le interesa esta figura por los procesos de transformación que debe atravesar, los cuales lo relacionan con personajes como el perro de Acteón, Melampo, y a su vez con el héroe del mismo nombre a quien se le quemaron los pies. El artista plantea una serie de relaciones donde el pino, la piña (fruto del pino) y la glándula pineal conforman un eje central que acentúa lo mismo, un aventura y confrontación con la muerte. Las abejas aquí (al igual que en el texto de Collodi) cumplen una importante función reparadora y de transformación radical: Pinocchio se transforma en niño cuando encuentra las abejas trabajadoras, nos recuerda Ramos en sus textos.


    SELF es la tercera muestra individual del artista y la primera que recoge su producción de los últimos cuatro años. Una exposición compleja, rica en referentes universales, que interroga plásticamente algo que en principio es un misterio, pero que termina siendo una constante en nuestra existencia: la muerte como proceso de transformación de la materia y no como un fin último. En SELF el artista, materializa, de manera magistral, cómo aquello que ha sido importante para toda la humanidad, a lo largo de la historia, sigue siendo de una preocupación actual. Por esta razón, su obra se inscribe dentro de lo que he denominado Pequeña Historia de la Animalidad.

     

    Ricardo Arcos-Palma

     Curador

     

     

     

  2. Watch video: http://vernissage.tv/blog/2013/09/03/leonardo-ramos-self-at-la-galeria-bogota/

     

    Leonardo Ramos: SELF at LA Galería, Bogotá (Colombia). August 8, 2013.

    SELF is an exhibition of the artworks of Leonardo Ramos between 2009-2013. Hosted in LA Galería, Bogotá. Curated by Ricardo Arcos-Palma.

    The SELF, its unity, sameness, transfiguration, death and transformation is the subject. Horns of deer are worn for painting; upon wolf and human skulls, fragmented and hold by a metallic structure, bees did their honeycomb. Mirrors reflect these artworks as spectators’ gazes. Drawings about the process of death as transfiguration represent the Self as a surviving projection.

     

    Video by Luis Alberto Mejia Clavijo.

    Vernissage.tv

     

     

     

  3. El yo: La exposición SELF del artista Leonardo Ramos Moreno

    Publicado el 27 de agosto, de 2013 por Luis Alberto Mejía Clavijo

     

    La materia es infinita e inmortal mientras permanezca en forma de punto. Como punto, contiene al mismo tiempo todas las formas, representa una cosa y por tanto puede ser cualquier cosa. Pero cuando la materia se transforma en una línea, ahí se convierte en vector y por tal motivo está condenada a la muerte. Para poder continuar indefinidamente tendría que tener una energía infinita; y sabemos por Ein-stein (Una Piedra -en el Camino-), que las cosas van perdiendo su espesor entre más se acerquen a la velocidad de la luz, entre más fuerza tengan.

     La mortalidad de los vectores en los que vivimos se agudiza cuando nos convertimos de célula a pólipo, pez, reptil, mamífero; es decir cuando nuestras estructuras se van volviendo de un punto a una línea, de una línea a una línea que contiene más líneas (como los cuernos de un venado, como un árbol, como un rayo). El yo es un punto que todos llevamos al interior de una célula, en la parte más baja del intestino delgado, es el punto que nos une con todos los seres vivos en la tierra. Ese es nuestro verdadero rostro.  

     Lo que nosotros hacemos es proyectarnos en las formas, como quién se mira en un espejo, no para ver una cara, sino para ver la fuerza de las líneas temporales, para ver los bailes de formas antes de la muerte: Yo soy eso que veo.

    Ha sido bueno contar una historia espiritual de toda la materia, representada en puntos y líneas como Kandinsky; pero también tendríamos que contar la historia en formas más semejantes a nosotros, la parte más resonante (en nuestros huesos): la Pequeña Historia de la Animalidad- que, como lo reconoce Derridá, no tiene ninguna diferencia sustancial con nosotros, puesto que todos somos grafías físicas en movimiento, huellas, cuerpos-testimonios.

     El hombre -en un proceso que no ha terminado (y ojalá que termine frustrado)- vino a reemplazar a los jaguares, los siguió y por eso vio su rostro en la luna; cazó al venado e hizo tambores con su piel; vino a comer la miel de las abejas (hombres pequeños en ceremonia). Así Leonardo porta cuernos-lápices femeninos (rojos) y masculinos (blancos), pinta con ellos; se transporta en cazador-presa. Voluntad de dejar a los otros construir su hogar temporal con nuestros huesos.

     El yo es una sustancia compulsiva, un vector que aglutina objetos físicos alrededor. Utiliza como espejo de sí mismo todo objeto con el que entra en contacto, todo lo transforma en onda de diálogo con la propia mortalidad: No es que esté hablando con alguien a mi lado, estoy hablando conmigo mismo; necesitaba de esa persona para darme cuenta de algo que yo estaba haciendo, algo que estaba pensando;  no es que sean varios personajes en una película o en un libro, es un solo personaje-espectador que se multiplica en voces que ya tengo dentro, no es que sean varias obras, es la variación de la apariencia que necesito para  regresar por algún camino y creerme la ficción de que el yo recorre caminos; Esta es, ciertamente, la única forma de vivir que tenemos mientras regresamos a la forma de punto.

     

    Luis Alberto Mejía Clavijo

     Director de Arte

     Soul Feedback Studios

     

    *Individuo significa indivisible: todo al mismo tiempo, una cosa que es todas las cosas, yo.

    Texto tomado de: http://luissioamclavijo.blogspot.com/2013/08/el-yo.html 

     


it's time to create
some sections