Construido con Berta

  1.  "SUFRAGIO"

                   ALFREDO GIL / DIEGO PRIETO / FREDY FORERO             GABRIEL MARQUEZ / JEISSON OTALORA / OTONIEL BORDA

     

    Las obras que conforman la presente muestra comparten y se integran en un mismo concepto que hoy constituye una preocupación muy generalizada sobre las dinámicas que vienen conduciendo nuestro devenir que se torna cada vez más imprevisible, veloz e incierto. Pareciera que nos aproximamos a un abismo en el que lo desconocido es la norma del porvenir ante las grandes controversias ideológicas, la capacidad y fuerza de los medios para construir y transmitir ficciones, mentiras o verdades indistintamente que producen polarización, ideologías extremas e irreflexivas que nos alejan de la concertación para la construcción de un mundo viable y humano.

    A este desasosiego expresado en estas obras el grupo de artistas ha querido relacionarlo con la idea del SUFRAGIO, como una premonición de muerte, como un sentido pésame por la desaparición de un ser querido, un documento melancólico por una esperanza perdida, pero al mismo tiempo usado por los violentos para infligir una amenaza, una orden de desalojo o desplazamiento forzado, un sórdido mensaje de ´piérdase o lo desparecemos´. Pero también el SUFRAGIO es un voto, una elección frente a una disyuntiva, es la expresión de una decisión respecto a una propuesta y una promesa de futuro. Cada una de estas piezas constituye una invitación a la reflexión, a la comprensión del origen de las pasiones que nos afligen y nos han inducido a esta incertidumbre.

    Hoy más que nunca adquiere sentido y vigencia el pensamiento magistralmente desarrollado en el siglo XVII por Baruch Spinoza. Su Ética construida a través de un riguroso desarrollo lógico, concluye, contrariamente a la acepción tradicional que se fundaba sobre el bien y el mal como imposiciones morales, por una ética sobre la libertad y la servidumbre, conducida por la realización reflexiva del propio Deseo humano que  le aporta la felicidad al ser él mismo parte de la naturaleza y su ley que a su vez es Dios. Comenzando el Prefacio de la parte IV que llama De la servidumbre humana o de la Fuerza de los Afectos  nos dice: “Yo llamo servidumbre a la impotencia humana para dirigir y reprimir los afectos. Sometido a los afectos el hombre no corresponde a lo que él es en sí mismo, sino a su fortuna y está bajo su poder a tal punto que está a menudo sometido a ella y constreñido que viendo lo mejor, hace lo peor.”


it's time to create
some sections